La importancia de elegir un buen packaging

La importancia de elegir un buen packaging

Cajas Perú sabe que un buen empaque marca la diferencia, es una forma elegante de entregar un premio, un regalo o simplemente entregar un artículo delicado o fino.

Cajas Perú  manifiesta en cada uno de sus productos, no solo un objeto de consumo o utilitario, pues es una mezcla entre estilo, clase, concepto, elegancia y arte. Una conjugación que pocas veces se logra crear.   
Iniciamos nuestra empresa, teniendo como principal herramienta una buena idea; misma que, sumada a un gran entusiasmo y pasión por la creación llegaría muy lejos en el negocio del orden y la decoración.
Elaborando, diseñando y fabricando cajas con diseño  para organizar y decorar cualquier espacio.
En Cajas Perú hacemos de un objeto ordinario algo extraordinario y que genera cierto sentido de deseo y pertenencia, ya que al encontrar en nuestro catálogo un objeto decorativo y utilitario (como una caja de diseño) que se adapte a su espacio y estilo se vuelve de inmediato en algo personalizado y estimable.

Si eres emprendedor y acabas de iniciarte en el mundo empresarial, debes saber que una de las claves para diferenciar tu producto del de la competencia es su embalaje, también conocido en inglés como packaging. Nos encontramos que algunas empresas o fabricantes solo invierten en el desarrollo de sus productos, pensando que si éstos son buenos y útiles, su venta parece estar asegurada.

No obstante, el packaging puede tener un mayor peso en el éxito o fracaso en la venta de un producto, puesto que una buena elección de éste hará que el producto sea más atractivo para el consumidor. Y es que se podría decir que el packaging tiene una importante función de marketing ya que intentamos seducir al consumidor para que compre nuestro producto.

La finalidad del embalaje de un producto consiste en proteger el producto a lo largo de toda la cadena de distribución para que éste no resulte dañado. Cuando hablamos de cadena de distribución nos referimos al recorrido que tiene el producto desde el fabricante hasta que llega a las manos del consumidor.
No obstante el embalaje está muy relacionado con el marketing. El primer factor que se tiene en cuenta para estimular la venta de un producto es el diseño de un packaging atractivo. Por este motivo, cada vez más las empresas intentan averiguar qué combinaciones de colores, diseños y tipos de envases resultan más atractivos para potenciar su consumo.
Entre otros factores del packaging que pueden aumentar el número de ventas del producto, es la funcionalidad de éste. Aunque pueda parecer un hecho sin importancia, que un envase pueda ser reciclado o usado como objeto de decoración puede aportarle un valor añadido desde el punto de vista del consumidor.